Porque estar al día nunca fue tan fácil

La Denominación de Origen Protegida Jumilla ha extendido durante algo más de tres meses la campaña de vendimia, que inició en agosto con la variedad de uva Syrah en el Paraje de la Cañada del judío, en la parte sur de Jumilla, y remató la última semana de octubre con la variedad autóctona por excelencia de la DOP Jumilla, la Monastrell, que se recogía en el municipio de Montealegre del Castillo, la parte más al norte de la DO. Según avanzan desde el Consejo Regulador, los datos de la vendimia 2020 confirman que ha habido una menor entrada de uva en las bodegas, casi 73 millones de kilos, debido al exhaustivo control por parte de los inspectores de campo sobre los rendimientos máximos autorizados “que garantizan la máxima calidad en las uvas, y, por tanto, en los vinos DOP Jumilla”, inciden.

La pandemia ha hecho que la vendimia fuese atípica, con “cuadrillas burbuja” debidamente protegidos y cumpliendo estrictos protocolos de organización. Por otro lado -según precisa el Consejo- viticultores, enólogos y bodegueros están de acuerdo en destacar “el buen estado sanitario” en el que se encontraban las uvas y “los excelentes parámetros de calidad” en el momento de su recolección, debido a que, aproximándose la fecha óptima de maduración de la uva, no se dieron lluvias, pero sí hubo vientos que beneficiaron a la cosecha manteniendo a raya a posibles plagas y hongos.

Todos coinciden en que los vinos elaborados en 2020 auguran “una añada histórica” en la DOP Jumilla.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This