Porque estar al día nunca fue tan fácil

pleno santiago

Santiago aprobó en pleno una modificación de crédito por un importe de 200.000 euros para hacer frente a la aportación correspondiente a 2020 del Plan de Sostenibilidad Turística de Santiago de Compostela. La aportación municipal total será de 1.000.000 de euros, divididos en tres anualidades, a razón de 200.000 euros en 2020, 400.000 euros en 2021 y 400.000 euros en 2022. El concelleiro de Turismo, Sindo Guinarte, confirmó que el Gobierno central ya realizó su aportación inicial de un millón de euros para este año 2020 y la Xunta de Galicia hará frente a otros 800.000 euros. Guinarte añadió que el plan se divide en varios ejes con distintas acciones, que excluyen en cualquier caso las ayudas directas al sector, y que en estos momentos se está trabajando en los detalles de la redacción del convenio marco, propuesto por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, para firmar en lo que resta de noviembre. El objetivo es que pueda entrar en vigor antes del inicio de 2021.

En la misma sesión plenaria se aprobó, con los votos a favor del Grupo Socialista, Compostela Aberta y BNG y con la abstención del PP, la solicitud de inicio de la evaluación ambiental de la modificación puntual del PXOM sobre regulación de usos, que incluye como novedad la ordenación de los alojamientos temporales, entre los que se encuentran las viviendas de alquiler turístico, primando el uso residencial. Como explicó la concelleira de Urbanismo e Cidade Histórica, Mercedes Rosón, el objetivo de la modificación es reformar la ordenación de los usos urbanísticos que contiene el vigente Plan Xeral, una modificación “necesaria” -según la concelleira- por las “alteraciones y distorsiones que estaba sufriendo la ciudad y su tejido residencial por la proliferación de viviendas de uso turístico y de la necesidad de una normativa al respecto. Ante un tema tan complejo era necesario un estudio en el que se analizase de manera pormenorizada la situación de la vivienda de alquiler, que sirviese, al mismo tiempo, para marcar el camino de una norma eficaz que garantice a la ciudadanía la primacía del uso residencial”. La edil agradeció el apoyo de la oposición y señaló que se trata de “un buen documento, con una fundamentación muy sólida que, dentro de esa solidez, tiene la flexibilidad necesaria para adecuarse a las circunstancias y realidades cambiantes. No prohíbe, pero ordena y regula”.

Esta modificación confirma la primacía del uso residencial y de otros usos complementarios importantes, como el uso comercial, ocio-restauración, oficinas o equipamientos privados. Una normativa pensada, según Mercedes Rosón, para dar respuesta a la actual demanda de usos. Entre ellos, los usos de alojamiento temporal, no contemplados en el anterior PXOM, entre los que tienen especial incidencia los de finalidad turística. En cuanto a la utilización de la vivienda como alojamiento turístico, solo se permite en aquellos ámbitos en los que esté expresamente permitido el uso específico de “alojamiento turístico tipo vivienda”, o en aquellos otros que admitan el uso del “alojamiento turístico” en general, sin limitarlo a un tipo concreto. No se permitirán viviendas turísticas en las que estén sujetas a algún régimen legal de protección pública y únicamente se admitirá su implantación en la planta baja o, alternativamente, si no existe un uso residencial en la planta baja, podría implantarse en la primera planta.

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This