Porque estar al día nunca fue tan fácil

maría mombrela

Nace un nuevo proyecto en la cuna de los Godellos más reconocidos, Valdeorras, y lo hace de la mano y el saber de María Barros, que en su día -y junto a su hermano David- fueron los responsables de los primeros vinos con crianza en esta denominación de origen, bajo la marca Pagos de Galir, hoy en propiedad de otra gran bodega española. Relacionada desde siempre con el mundo del vino, y a partir de cepas añejas, la bodeguera acaba de poner en la calle las escasas 6.500 botellas de este vino que merece ser catado y que también es un homenaje a su abuela, agricultora en general y viticultora en particular que fue la primera que dio valor y prestigio a estas viñas situadas en Éntoma, a orillas del río Galir. De ahí su nombre, María Mombrela, un vino con carácter y muy personal.

Es este Godello, cosecha 2018, un vino que se goza por la complejidad que le aporta su maceración en lías, y que resulta más seductor aún luego de su paso por barricas de roble francés. De color amarillo brillante, es limpio y con aromas intensos de fruta madura de hueso (melocotón), manzana, y notas de flores blancas e hinojo. En boca es suave en el ataque, con una acidez bien integrada, fresco pero con volumen. Con cuerpo, destaca su crianza sobre lías, glicérico, con gran carga frutal. En retronasal es intenso, complejo pero muy persistente y característico de la varietal. Un vino muy recomendable para mejorar los buenos momentos.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This