Porque estar al día nunca fue tan fácil

Ayer se adelantaba y hoy se ha hecho oficial. La evolución de la pandemia ha llevado a la Xunta de Galicia a tomar nuevas medidas para intentar controlar la propagación del virus y, como temía el sector, la hostelería vuelve a ser objeto de nuevas restricciones que dificultan aún más su día a día. Así, independientemente del nivel de incidencia de cada concello, toda la hostelería gallega deberá adelantar su cierre a las 18.00 horas. A ello se suma que los aforos también son reducidos. En el caso de los municipios que estén en el nivel más alto de riesgo, la hostelería solo podrá operar en las terrazas y al 50% de su capacidad; mientras que, si el concello está en nivel medio-alto, la capacidad de las terrazas será la misma pero, además, podrá atender en el interior de los establecimientos, a un 30% de la capacidad. En todo caso, las reuniones serán de un máximo de cuatro personas.

A partir de ahora, los concellos se dividen en aquellos que están en un riesgo medio-alto y los que están en un riesgo máximo. Estos últimos estarán perimetrados individualmente, y no en “almendras” con otros municipios como sucedía anteriormente. Otra de las medidas que entrará en vigor este viernes es el adelanto del toque de queda a las 22.00 horas, y el adelanto del cierre del comercio a las 21.30 horas.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This