Porque estar al día nunca fue tan fácil

alejandro rubín

 “Ante la necesidad -indican sus impulsores- de reivindicar la cooperación y el fomento de uno de los sectores más azotados por la pandemia”, en diciembre se puso en marcha oficialmente la primera Asociación Internacional de Cooperación Turística (ASICOTUR) con sede en España y proyección global. La asociación nace con el objetivo de “comprometer la participación de sus miembros a colaborar en la creación y potenciación de proyectos de desarrollo turístico, conectando a las administraciones públicas, instituciones y empresas” y pretende posicionarse así como “catalizador de transferencia de buenas prácticas, conocimiento y tecnología turística, conscientes de la importancia de contribuir con acciones solidarias que mejoren la competitividad de los destinos y empresas del sector”, inciden.

La junta directiva, integrada por representantes de ocho países del ámbito iberoamericano, está liderada por Alejandro Rubín, actual vicepresidente ejecutivo de la Orden del Camino de Santiago, quien ha venido colaborando con numerosas entidades turísticas, tanto en el campo del turismo religioso como en los nichos de turismo de salud o gastronómico. Junto a él, la secretaria general será la ex secretaria de Turismo de Galicia y docente universitaria Carmen Pardo; mientras que el vicepresidente será Jesús F. Ares, presidente de la Asociación de Turoperadores de Receptivo de Galicia. Completan la directiva el canario Manuel Mora Lourido; Gilmar Piolla, de Brasil; Rafael Roldán, de Ecuador; Jose Carlos de Santiago, de Cuba; Verónica Napuri, de Perú; José Carlos de Riojas, de México; Pablo Rivera Bua, de Portugal y Ricardo Ramírez, de Colombia.

Los objetivos de esta agrupación internacional se centran en “fomentar la cooperación entre destinos, incluyendo proyectos de asistencia como procesos de cooperación para el desarrollo; propiciar la transferencia de conocimiento turístico; consensuar y recomendar directrices de ayuda en materia de sostenibilidad, inclusión y responsabilidad en el mundo del turismo; apoyar a los gobiernos nacionales, regionales o locales en materia de planificación; compartir resultados exitosos de gestión turística, para la inspiración de otros destinos o emitir manuales sobre temáticas de interés en los países de actuación”. La intención a corto plazo es, según explica el presidente, convertirse en “un referente de cooperación e incentivar a muchos profesionales a trabajar en conjunto por un sector que se ha visto tremendamente golpeado. En pocos días de trabajo, ya contamos con miembros activos representando a más de 22 países”. Esta asociación internacional nace para “intercambiar ideas, buenas prácticas, pensar entre todos, buscar soluciones que unos han utilizado y pueden ser recicladas en otros moldes, al otro lado del planeta, aplicar innovaciones que unos ya han probado con éxito, o evitar errores de los que otros ya han aprendido”, añade Carmen Pardo.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This