Porque estar al día nunca fue tan fácil

baltarLa Deputación de Ourense, a través del Inorde, impulsará la conversión de la vieja estación de tren de Cantoña, en Paderne de Allariz, en un centro de transformación de productos del sector primario. La iniciativa del Inorde aspira a ser una herramienta de innovación para los pequeños productores y emprendedores del rural ourensano, fomentando el desarrollo socioeconómico de la provincia en base a la producción de elevado valor añadido para circuitos comerciales de proximidad, permitiendo identificar nuevas actividades económicas y potenciar nuevos cultivos. Todo dentro de la estrategia de captación de fondos europeos marcada por la Deputación de Ourense para transformar la provincia y combatir el reto demográfico, desde un enfoque sostenible e innovador, compatible con el paisaje y el respeto por la biodiversidad.

Para Manuel Baltar, iniciativas como ésta “interpretan perfectamente la filosofía de este organismo actuando en un pilar estratégico para nosotros, como es el sector primario. Este proyecto aspira a convertir la estación de tren -mantenida por el Inorde dentro del convenio con ADIF- en una planta de procesado de nuestros productos, dentro de una acción transformadora de la economía productiva de la provincia”. Al respecto, Emma González recuerda que la actual crisis agroalimentaria derivada de la guerra en Ucrania vuelve a poner en evidencia la necesidad de seguir potenciando el sector primario: “Estas actuaciones son más necesarias que nunca para apoyar a los emprendedores”, sentencia.

El proyecto nace para dar soporte a los productores del rural ourensano, y pretende ser un soporte de innovación que abarca desde el impulso de nuevos productos hortícolas y frutícolas a fomentar la biodiversidad y la recuperación y regeneración del suelo. La primera fase, con una inversión provincial de cerca de 250.000 euros, será la rehabilitación de la vieja estación de tren y la recuperación de tierras de cultivo que la institución provincial tiene en la Finca de Antela, en Sandiás, en la que se desarrollará en el futuro un programa de apoyo a emprendedores. La intención es captar fondos comunitarios para poder avanzar en el equipamiento de la infraestructura, de 370 metros cuadrados.

El proyecto liderado por el Inorde identificará necesidades, productos y líneas de producción que se pueden llevar al centro, con el objetivo de que los pequeños productores y emprendedores, con una formación específica, puedan desarrollar su actividad transformadora en productos de huerta, frutas, verduras, cereales o miel para comercializar, distribuir y promocionar el producto final en el circuito corto de comercialización “apostando por la identidad propia de Ourense bajo una marca local y orientándose también hacia los establecimientos hosteleros, servicios turísticos o comedores escolares de proximidad que puedan comprar dichos productos”, explican desde el Inorde.

La viabilidad del proyecto -explican- se apoyará en las líneas de colaboración y cooperación abiertas por la Deputación con entidades como la Universidade de Vigo; asociaciones de productores y empresarios y el conocimiento adquirido a través de los análisis del Observatorio Económico Ourensán. El Centro Agrogandeiro se incluye también en el proyecto.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This