Porque estar al día nunca fue tan fácil

terras navia

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publica este viernes la orden de la Consellería de Medio Rural por la que se adopta decisión favorable en relación con la solicitud de registro de la Indicación Geográfica Protegida Terras do Navia, impulsada por la Asociación para la Defensa de las Variedades Autóctonas y del Viñedo de la Ribeira del Río Navia. Así, la IGP avanza en su camino hacia ser incluida en el Registro comunitario de las denominaciones de origen protegidas y de las indicaciones geográficas protegidas. Tras darle el visto bueno, la Xunta remitirá la resolución -junto con la documentación pertinente- al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que seguirá el procedimiento.

La IGP Terras do Navia amparará los vinos tintos y blancos producidos en seis parroquias del ayuntamiento lucense de A Fonsagrada -Cereixido, Lamas de Moreira, Monteseiro, San Martiño de Suarna, Vilabol de Suarna y Vilar da Cuiña-, en otras seis de Navia de Suarna -A Pobra de Navia, Barcia, Castañedo, Muñís, Mosteiro y A Ribeira- y en la totalidad del municipio de Negueira de Muñiz. Los vinos que se acojan a la IGP deberán estar elaborados exclusivamente con uvas de las variedades blancas Blanco Legítimo, Albariño, Caíño Branco, Godello, Loureira, Treixadura y Torrontés. En lo que respecta a las variedades tintas, están permitidas las Albarín Tinto, Mencía, Merenzao, Brancellao, Caíño Tinto y Laurel Tinto. El rendimiento máximo en la elaboración del vino será de 68 litros por cada 100 kilos de uva y las producciones máximas por hectárea serán de 10.000 kg de uva y 6.800 litros de vino para las variedades blancas, y de 8.000 kg de uva y 5.440 litros de vino para las variedades tintas.

En cuanto a las propiedades de los vinos, se distinguen por ser frescos y suaves en boca, limpios, brillantes, graduaciones alcohólicas moderadas, con aromas florales y de frutas y, finalmente, con buena y equilibrada acidez. Los vinos blancos presentan tonos amarillos dorados, de buen potencial aromático y con toques cítricos al final. Mientras, los tintos poseen una capa media con tonos rojos de picota y ribetes violáceos, de estructura media y paso suave, con aromas de frutas rojas y silvestres y con un toque final ligeramente tánico.

En relación con la zona de producción, presenta un clima que se puede clasificar como oceánico en transición hacia el clima mediterráneo, con temperaturas medias anuales bajas. Casi la totalidad de la superficie dedicada al cultivo del viñedo se encuentra entre los 200 y los 500 metros de altitud, encajada entre montañas que superan los 1.000 metros y que ejercen un importante efecto barrera sobre la penetración de vientos oceánicos, lo que representa las condiciones idóneas para un área de gran productividad agrícola.

(Foto: Concello de Negueira de Muñiz)

 

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This