Porque estar al día nunca fue tan fácil

El 1 de julio abrirá sus puertas en Santiago de Compostela la nueva sede de la Fundación RIA, Casa RIA, un proyecto dirigido por el reconocido y prestigioso arquitecto británico David Chipperfield, inmerso en un plan de desarrollo de Galicia a partir del territorio, potenciando toda su riqueza en los valores de la naturaleza, la arquitectura, el medio ambiente, los cultivos y alimentos sostenibles,  el bienestar social, la economía y los nuevos espacios. En definitiva, un punto de encuentro para el conocimiento y el diálogo en torno a cuestiones que influyen, conforman y definen la calidad de vida.

Esta casa de usos múltiples de tres pisos, que albergará un salón de exposiciones, estudio de arquitectura, una sala para conferencias, un área para los trabajadores de la Fundación y una planta íntegra con habitaciones para la residencia de investigadores y estudiantes, contará también con un espacio gastronómico que gobernará el cocinero Iago Pazos, involucrado en este proyecto de exposición, reflexión y debate desde hace más de un año.

El responsable del grupo Abastos 2.0 será quien desarrollará el “lenguaje gastronómico con el que acompañaremos toda la actividad de esta sede. En primer lugar, sirviendo como soporte para todos sus trabajadores y usuarios y luego para un público que desee encontrar no sólo una propuesta de cocina”, explica el chef compostelano. Esta Cantina (que así se denominará el lugar) tendrá como características básicas una carta corta, la elaboración de una gastronomía tradicional gallega, una oferta divulgativa y práctica de productos y procesos sostenibles en cocina “que desde hace tiempo venimos implementando pero sin tener tanta conciencia de ello”, afirma el cocinero, quien aspira también a dar voz al sector primario alimenticio y siendo riguroso con la procedencia de cercanía de toda la materia prima que requiera.

Además, Iago Pazos destaca especialmente que “este nuevo espacio no busca ser competencia del sector de la restauración compostelana porque aquí no habrá tardeo, ni brunchs, ni lugar para la primera copa nocturna, para nada, e incluso nuestra propuesta de vino será a granel y los refrescos serán únicamente naturales”, apunta el cocinero.

Este menú de cocina tradicional gallega es una apuesta decidida de este profesional que ya lleva más de catorce años pilotando nuevos proyectos y muchas veces en el foco de las nuevas tendencias gastronómica aunque “en esta ocasión le reto es hacer una cocina claramente identificada con Galicia, ni viajera ni fusión ni asiática porque creemos que la contemporaneidad en cocina si se vuelve obligación no es buena. En todo caso, como estamos consustanciados con este proyecto de la Fundación, preferimos trabajar más en la divulgación, en la reflexión y hasta en la crítica de la cocina que realicemos”, reconoce el inquieto chef.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This