Porque estar al día nunca fue tan fácil

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, ha remarcado el compromiso del Gobierno con lograr la igualdad efectiva en todos los ámbitos de la vida de la población española, también en el medio rural, ya que “aún queda trabajo por hacer”, si bien “estamos firmemente comprometidos con afianzar el papel de la mujer en la actividad agraria y mejorar sus opciones de vida reales en el medio rural”. Luis Planas ha hecho estas afirmaciones tras presentar el informe ‘Diagnóstico de la Igualdad de Género en el Medio Rural 2021’, elaborado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que actualiza el primer estudio de este tipo realizado en 2011 y que pretende conocer el alcance de la desigualdad de género en el medio rural.

Planas ha puesto en valor el papel de las mujeres en los entornos rurales porque son claves para mantener la población en los pueblos y lograr el necesario rejuvenecimiento del entorno rural. “Este Gobierno está firmemente comprometido con mejorar las opciones de trabajo y de vida de las mujeres en el medio rural y en la actividad agraria”, ha asegurado el ministro, quien ha puesto en valor que España propuso y logró incorporar la perspectiva de género entre los objetivos estratégicos de la Política Agraria Común (PAC) 2023-2027.

El informe señala que la tasa de empleo femenino ha aumentado del 49% al 51,6%. Además, las mujeres ganan peso en la contratación indefinida, donde pasan de suponer el 36,7% de los contratos indefinidos al 42,3%. Pero desde el punto de vista demográfico, el estudio apunta que la sociedad rural registra elevadas tasas de envejecimiento poblacional, pérdida de natalidad y masculinización de las edades laboralmente activas porque el éxodo rural es mayoritariamente femenino. En estas zonas hay 111,7 hombres por cada 100 mujeres en edades comprendidas entre 30 y 49 años, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) referidos al año 2021.

En términos comparativos con el año 2011, se produce una importante disminución de la brecha laboral de género (pasa de 23,3 puntos porcentuales en 2011 a 9 puntos en la actualidad). La segregación horizontal y vertical del mercado laboral continúa, pero en menor medida. Aumenta ligeramente la presencia de mujeres en puestos de dirección, del 16,2% al 19,6%; y de carácter técnico, del 18,9% al 25,6%. Pero las mujeres siguen desempeñando más trabajos para los que no se requiere cualificación, concretamente representan el 21,2%. Además, encabezan los trabajos a jornada parcial, el 28% frente al 19,7% de los hombres; y ocupan los puestos asalariados. Los empresarios son mayoritariamente hombres, aunque las diferencias en este ámbito se han estrechado, al apreciarse un ligero aumento de mujeres empresarias.

En relación a la pervivencia de roles y estereotipos de género, hay que señalar que la gran mayoría de ellos continúan, lo que supone un importante obstáculo para la consecución de la igualdad de género. No obstante, este informe pone de relieve que los jóvenes que viven en estas zonas son menos conservadores. “Un dato alentador –indican desde el Ministerio– para construir en el futuro una sociedad más igualitaria”. 

(Foto: Binart)

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This