Porque estar al día nunca fue tan fácil

bodegon panes la alacena roja

El Diario Oficial de Galicia (DOG) publica este martes la orden de la Consellería do Medio Rural que aprueba el Reglamento y el Consejo Regulador de la IGP Pan Galego, además de nombrar un Consejo Regulador provisorio. Así, a la espera de que se celebren elecciones, la primera presidenta del CRIGP Pan Galego es Guadalupe Gómez Franco, a la que acompañarán, como vocales Miguel Calvo, Fernando Almeida y José Antonio Gamallo, por el sector de la producción de trigo; Manuel Da Cunha y Manuel Brandariz, por el sector de la producción de harina; y César Fieiras, Marcial Grela, Ángel Lameiro, Santiago Rodríguez y Luis Rodríguez, por el sector de las panaderías. Este Consejo abrirá ahora los distintos registros, para tener identificadas tanto las parcelas de cultivo y almacenes de grano, como los molinos y las instalaciones de elaboración y despacho de Pan Galego, con el objetivo de que este producto amparado pueda encontrarse en el mercado este mismo año.

El Reglamento establece que las características que debe tener el pan para poder acogerse a esta IGP de ámbito gallego son contar con una corteza dura y crujiente, miga esponjosa y alveolado abundante e irregular. Además, su elaboración tiene que ser artesanal con harina de trigo blando, de la cual una parte -como mínimo el 25%- debe proceder de trigos cultivados en Galicia, pertenecientes a variedades y ecotipos autóctonos. Otras características serán el empleo de masa madre y una elevada cantidad de agua, así como largos tiempos de fermentación y cocción, esta última siempre en hornos con solera de piedra u otros materiales refractarios. Las piezas de pan amparado podrán adquirir la forma de hogaza, rosca, bollo o barra.

A partir de ahora, la Consellería do Medio Rural aprobará, tras la propuesta del pleno del Consejo Regulador, el programa de control, los procedimientos operativos, las instrucciones técnicas y los formatos relativos al proceso de control y certificación de la IGP Pan Galego, que serán integrados en el manual de calidad. Los controles se basarán en inspecciones o auditorías de las parcelas de cultivo, almacenes de grano, molinos e instalaciones de elaboración y despacho, revisión de la documentación y un control del cumplimiento de los parámetros físicos descritos en el Reglamento.

La Xunta y el sector esperan que la creación de la IGP beneficie un gran número de pequeñas panaderías distribuidas por toda la comunidad, especialmente en las zonas rurales. Además, esta indicación “incentivará el cultivo de trigo en Galicia, lo que tendrá un impacto positivo en la mejora de las rentas de los agricultores, en la recuperación del rural y mismo para anticiparse a los incendios forestales, al actuar los terrenos de labradío como barrera frente al fuego”, destaca la Xunta.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This