Porque estar al día nunca fue tan fácil

Betanzos

En estos tiempos que vivimos, la incertidumbre está a la orden del día, y más aún en todo lo que toca o rodea al sector turístico. Viajar, incluso a un destino nacional, puede suponer muchas y diversas trabas, protocolos y gestiones previas no habituales por lo cual, de momento, toca quedarse en Galicia. Redescubrir sus pueblos y rincones, además de un ejercicio atractivo, la mayoría de las veces es un acierto.

En este caso, la sugerencia es recorrer el Camino Inglés, bien sea atravesándolo como una ruta singular o como una verdadera experiencia de peregrinaje utilizando aquellos albergues que ya han vuelto a abrir. El Camino, que atraviesa la provincia de A Coruña, se puede iniciar tanto en Ferrol como en A Coruña para terminar, cómo no, en Santiago de Compostela.

Probablemente lo más adecuado de esta travesía sea iniciar este camino desde la ciudad de Ferrol, donde es ineludible visitar el muelle de Curuxeiras, al que llegaban habitualmente los peregrinos por mar. Asimismo, también son paradas obligadas la iglesia de San Francisco y la iglesia de las Augustas; y es que Ferrol cuenta con una gran cantidad de rincones por conocer, como el impasible castillo de San Felipe, la Ruta Modernista o la reciente y colorida Ruta de las Meninas, en el barrio de Canido.

Desde Ferrol el viaje continúa hasta Neda, con una inexcusable parada en Xubia para conocer su Monasterio de San Martiño y admirarnos ante su famoso puente. Una vez en Neda, además de la iglesia de Santa María y la Torre del Reloj, es recomendable visitar la Fervenza del Belelle, una de las cascadas más impresionantes y de mayor altura de Galicia.

Continuando el Camino, éste nos lleva a pasar por Fene visitando sus molinos en Mundín y un tramo más adelante por Cabanas. Aquí puede resultar un placer caminar descalzo por su costa; y en las cercanías también amerita una visita la iglesia de San Martín do Porto.

Abandonamos Cabanas y nos adentramos en Pontedeume, donde se alza el majestuoso Torreón de los Andrade, la iglesia de Santiago y el santuario de San Miguel de Breamo. El siguiente pueblo que nos sorprende en el Camino es Miño, donde nos adentramos a través del puente Baxoi y salimos por Porte do Porco, ahora en ruta hacia Betanzos. Es esta villa dueña de una historia y leyendas únicas y actualmente un destino conocido, entre otras cosas, por su Parque del Pasatiempo, sus iglesias de Santiago y San Francisco y, cómo no, por su pintoresco centro histórico.

Bruma, además de ser la siguiente parada, es la localidad donde se une el Camino que comienza en Ferrol con el que se inicia en la ciudad de A Coruña. En ésta no hay excusas para no visitar sus puntos más icónicos y singulares, como la Torre de Hércules, la Puerta Real o las Galerías de la Marina antes de visitar el Pazo de Vilaboa, en Culleredo, o la iglesia de Santiago de Sigrás, en Cambre. Finalmente, llegamos al Hospital de Bruma y a la Capilla de San Lorenzo, que se encuentra próxima a él.

Sigüeiro Puente

La ruta continúa por A Rúa, en Ordes, para alcanzar, cruzando el Puente Sigüeiro, la localidad homónima, el último y más relevante alto antes de llegar a la capital gallega.

Después de un itinerario donde los vestigios de historia viva que aún se conservan en el Camino Inglés son como puntos y aparte de un trayecto donde la naturaleza nos regala mil retratos majestuosos, Santiago de Compostela nos recibe con un cielo habitualmente vestido de nubes pero misteriosa y encantadora como siempre. Al llegar, lo primero que observamos a la distancia es la capilla de San Caetano, el convento del Carmen y, por fin, la Fachada de Azabachería de la Catedral. Hemos llegado a la ‘Meca’ cristiana, pero una vez visitada la Catedral, Compostela nos propone mil y un rincones por descubrir. Pero ése es otro viaje…

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This