Porque estar al día nunca fue tan fácil

artesa moza crecha

La progresión que ha experimentado A Artesa da Moza Crecha, la casa de comidas de Lolo Mosteiro y Paula Martínez, ha hecho que en apenas tres años haya necesitado una mudanza a un local más grande, a orillas del río Mandeo, fortaleciendo aún más si cabe su vinculación con el territorio, con la Reserva de la Biosfera a la que rinden tributo con cada una de sus propuestas. Así, acaban de estrenar ubicación, en el paseo Antolín Faraldo, pasando de un concepto gastroteca a un “restaurante-taberna” -como ellos mismos lo definen- que les permite abarcar diferentes públicos y un horario mayor. El local consta de una sala principal -apta también para pequeños eventos, catas o formaciones para empresas- donde Mosteiro y Martínez dan rienda suelta a su creatividad a través de tres menús degustación (Menú Sabores, Menú Sensaciones y Menú Emociones) con el producto de proximidad como principal ingrediente. Además, una taberna con capacidad para 20 personas que dispone de una carta especial diseñada para disfrutar de una manera más informal y acompañarla con alguno de los afamados vinos IGP Viño da Terra de Betanzos que tanto defienden los chefs. A ello se suman otros dos espacios: un patio con dos mesas de seis plazas cada una “para disfrutar casi en privado de nuestra cocina” -explican los cocineros- y unas espectaculares vistas; y una terraza a orillas del Mandeo con capacidad para 16 comensales que, en los días de sol, es “todo un lujo”. En definitiva, una nueva casa donde la ‘Moza Crecha’ seguirá brillando por su apuesta por el producto de proximidad, de temporada y de pequeños productores, cuyos artículos también se pueden adquirir en la pequeña tienda de que dispone el local.

Foto: CG Producciones

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies