Porque estar al día nunca fue tan fácil

casa de curro

Para los amantes de las buenas carnes abrió a mediados de julio, en Baralla (Lugo), Casa de Curro, un espacio especialmente indicado para los más carnívoros donde las brasas y el manejo exacto de los puntos de cocción dan como resultado una elaboración infalible, sabrosa y tierna para el comensal. Alejandro (uno de los cuatro argentinos que comandan este nuevo proyecto) prefiere definir el restaurante como una parrillada “porque es lo que aprendimos naturalmente a hacer mejor si hablamos de cocina”, reconoce. La oferta de Casa de Curro no solo se compone de los diferentes cortes de vaca y ternera gallega como chuletones, solomillos, entrecot, vacío (cola de cuadril) o picaña, sino que también propone entrantes como las mollejas (uno de los productos más solicitados), chorizo criollo, morcillas y riñones (si el comensal los solicita especialmente). “Somos un restaurante temático argentino donde, además de carnes, todos los productos que ofrecemos son de origen gallego, desde los pimientos hasta la trucha que es nuestra primera incursión a la parrilla de un pescado”, comenta el responsable de las brasas del local. Para completar la carta de esta Casa de Curro, no falta tampoco el cordero asado, los costillares y chuletas de cerdo y otros clásicos de aquel país, como las empanadillas o la Provoleta (queso provolone a la parrilla solo con orégano). De su carta dulce destaca el budín de pan, el flan o la “chocotorta” (una receta que contiene galletas de chocolate y dulce de leche); todos de elaboración casera; y en cuanto a su bodega, no faltan los clásicos Rioja y Ribera del Duero, referencias de todas las DD.OO. gallegas y alguna incursión con vinos de autos y de pequeñas bodegas.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies