Porque estar al día nunca fue tan fácil

Los hoteles de Sanxenxo están más que satisfechos con los datos de ocupación alcanzados en julio, que superan los valores de antes de la pandemia. Según la encuesta de ocupación realizada entre los asociados del Consorcio de Empresarios Turísticos de Sanxenxo, el sector hotelero de Sanxenxo logró en julio un porcentaje de ocupación media de un 76%, dos puntos superior al mismo periodo del año récord de ocupación, en 2019, y cinco puntos superior al de julio del año pasado. Por tipologías de alojamiento, el segmento de apartamentos y los hoteles son los que marcan los mejores porcentajes, con una media de 83% y 76% de ocupación, respectivamente. Este porcentaje de ocupación es mayor en el caso de los hoteles de cuatro estrellas, que han marcado una ocupación media del 80% durante todo este mes. Completan el ranking los cámpings, con una ocupación media del 67%.

El presidente del CETS, Alfonso Martínez, valora la ocupación, no solo como ejemplo de consolidación de Sanxenxo como destino turístico de referencia en el noroeste peninsular sino también por el gran trabajo realizado por parte de los profesionales que conforman el tejido turístico de este municipio. “Hemos vuelto a marcar cifras prepandemia y ello demuestra la madurez de este destino y nuestro tirón como referente en turismo vacacional del norte peninsular –explica– y ello a pesar de que ha sido un mes de julio un tanto atípico, con algunos altibajos, dificultades para cubrir las necesidades de personal y subidas generalizadas de precios que el sector turístico apenas ha repercutido en sus precios pero que, a pesar de todo, se han materializado en estancias más cortas y menos gasto turístico”, detalla. Martínez espera que esta ocupación pueda mejorar en agosto, “siempre que las condiciones climatológicas nos acompañen y no se incremente la inestabilidad política y económica”.

Grave problema en Compostela.- Mientras, la satisfacción no es plena en Santiago. Tanto es así, que Hostalaría Compostela ha emitido un comunicado en el que llaman la atención sobre “el grave problema de rentabilidad del sector”. Explican desde la asociación que en los últimos meses, tanto los datos de ocupación de hoteles y pensiones como el servicio que están ofreciendo los bares y restaurantes de Santiago y comarca se mueven en cifras similares a las de 2019, pero no todo es positivo. “Los locales están llenos, las cajas son las mismas, pero el beneficio es mucho menor”, señala el presidente, Thor Rodríguez.

La entidad achaca esta situación a varios factores. Por un lado, muchos establecimientos se están enfrentando al pago de los créditos ICO que se vieron obligados a pedir durante la pandemia. Por otro lado, el “brutal incremento” de costes energéticos y de suministros, así como la inflación que estamos viviendo estarían haciendo mucho daño a unos negocios que ya lo habían pasado mal los años anteriores. “No solo tenemos más gastos –alerta Rodríguez– sino que también está cambiando el consumo. Por ejemplo, familias que salen a comer fuera, pero no piden postre, o gente que sale a tomar algo por la noche y pide cervezas en lugar de copas”.

El presidente también explica que, si bien los datos de ocupación hotelera superan de media el 80%, algunos establecimientos están por debajo de lo esperado en un verano de Año Santo como éste. Un problema que atribuye la asociación al “excesivo excursionismo y a la existencia de una amplia oferta de alojamiento turístico ilegal que conviene regular”.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies
Share This